¿Qué es la violencia familiar?

Es toda acción, omisión o abuso dirigido a dominar, someter, controlar o agredir la integridad física, psíquica, moral, psicoemocional, sexual o la libertad de una persona en el ámbito del grupo familiar, aunque esa conducta no configure un delito.

La violencia hacia las mujeres por cuestiones de género, en la modalidad doméstica, es aquella ejercida contra las mujeres por un integrante del grupo familiar, independientemente del espacio físico donde ésta ocurra, que dañe la dignidad, el bienestar, la integridad física, psicológica, sexual, económica o patrimonial, la libertad, comprendiendo la libertad reproductiva y el derecho al pleno desarrollo de las mujeres. (Arts. 6 inc. a) Ley 26.485 por la remisión establecida en el art. 3 de la Ley 9283)

¿Qué tipos de violencia familiar existen?

(Art. 5° Ley 9283 con modificaciones introducidas mediante Ley n° 10.400)

1. Violencia física, Violencia física, configurada por todo acto de agresión en el que se utilice cualquier parte del cuerpo, algún objeto, arma, sustancia o elemento para sujetar, inmovilizar o causar daño a la integridad física de otra persona, encaminado hacia su sometimiento o control, y la que se emplea contra el cuerpo produciendo dolor, daño o riesgo de producirlo y cualquier otra forma de maltrato o agresión que afecte la integridad física;

2. Violencia psicológica o emocional, la que causa daño emocional y disminución de la autoestima o perjudica y perturba el pleno desarrollo personal o que busca degradar o controlar acciones, comportamientos, creencias y decisiones mediante amenaza, acoso, hostigamiento, restricción, humillación, deshonra, descrédito, manipulación o aislamiento. Incluye también la culpabilización, vigilancia constante, exigencia de obediencia o sumisión, coerción verbal, persecución, insulto, indiferencia, abandono, celos excesivos, chantaje, ridiculización, explotación y limitación del derecho de circulación o cualquier otro medio que cause perjuicio a su salud psicológica y a la autodeterminación;

3. Violencia sexual, definida como la conducta consistente en actos u omisiones que infrinjan burla y humillación de la sexualidad, inducción a la realización de prácticas sexuales no deseadas y actitudes dirigidas a ejercer control, manipulación o dominio sobre otra persona. Además, cualquier acción que implique la vulneración en todas sus formas, con o sin acceso genital, del derecho de decidir voluntariamente acerca de la vida sexual o reproductiva propia a través de amenazas, coerción, uso de la fuerza o intimidación, incluyendo la violación dentro del matrimonio o de otras relaciones vinculares o de parentesco, exista o no convivencia, así como la prostitución forzada, explotación, esclavitud, acoso, abuso sexual y trata, respecto de los cuales esta Ley sólo surte efectos en el ámbito asistencial y preventivo, y

4. Violencia económica, la que se dirige a ocasionar un menoscabo en los recursos económicos o patrimoniales, a través de la perturbación de la posesión, tenencia o propiedad de los bienes; la pérdida, sustracción, destrucción, retención o distracción indebida de objetos, instrumentos de trabajo, documentos personales, bienes, valores y derechos patrimoniales; la limitación de los recursos económicos destinados a satisfacer las necesidades o privación de los medios indispensables para vivir una vida digna o la limitación o control de los ingresos de la persona en situación de violencia.”

¿A quiénes se intenta proteger?

A todas las personas que sufren lesiones o malos tratos físicos o psíquicos por parte de algunos de los integrantes del grupo familiar, entendiéndose por tal el surgido del matrimonio, de las uniones de hecho o de las relaciones afectivas, sean convivientes o no, persista o haya cesado el vínculo. Incluye a las relaciones ascendientes, descendientes y colaterales, afines, como asimismo las mujeres que fueren víctimas de violencia de género producida con la modalidad doméstica (art. 4° Ley n° 9283 modificado por Ley n° 10400).

Puede darse entre esposos, hacia los hijos (comunes o no comunes), hacia los padres o hacia los hermanos, los tíos y los sobrinos de alguno de los integrantes del matrimonio. También puede manifestarse entre personas que conforman uniones de hecho, uniones convivenciales, o sus parientes; e, incluso, entre quienes mantienen otro tipo de relaciones afectivas, por ejemplo, entre el novio y la novia, entre el padre de la novia y el novio, etc.

¿Quiénes pueden denunciar?

Cualquier persona puede denunciar un hecho de violencia familiar.

(art. 13 Ley n° 9283 con modificaciones introducidas mediante Ley n° 10.400)

Están obligados a denunciar (configure o no el hecho un delito): las personas que se desempeñen en servicios asistenciales, policiales, sociales, educativos, de justicia y de salud y, en general, quienes desde el ámbito público o privado, con motivo o en ocasión de sus funciones, tomen conocimiento de un hecho de violencia o sospechen fundadamente de su existencia, quedando liberados del secreto profesional a tal efecto, si así correspondiere. (Art. 14 Ley n° 9283 con modificaciones introducidas por Ley n° 10.400)

¿Dónde puede realizarse la denuncia?

a) Unidades judiciales de distrito: La denuncia podrá realizarse en la unidad judicial más cercana al domicilio del denunciante o en cualquiera de unidades judiciales distribuidas estratégicamente en la ciudad de Córdoba y el interior provincial. Las unidades judiciales funcionan las 24 horas y los 365 días del año. Para acceder a los teléfonos y direcciones visite la siguiente dirección web: http://www.mpfcordoba.gob.ar/unidades-judiciales/#sthash.JWGlhC2O.dpbs.

El personal de las unidades judiciales tiene la obligación de receptar las denuncias, aunque el hecho denunciado no configure delito.

b) Línea gratuita: La Secretaría de Lucha contra la Violencia a la Mujer y Trata de Personas dependiente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Provincia, recepta denuncias telefónicas, las 24 horas del día, todos los días y desde cualquier lugar de la provincia, a través de la línea telefónica gratuita 0800-888-9898, en los casos de agresión psicológica, física, económica, siempre que dicha agresión no constituya una conducta delictiva (ej. Insultos, malos tratos verbales que no constituyen amenazas, supuestos de violencia económica, etc.). Quienes realicen estas denuncias pueden solicitar reserva de identidad.

La Secretaría envía copia de la denuncia al Juzgado de Niñez, Adolescencia, Violencia Familiar y de Género de turno, a fin de que el magistrado interviniente, considere adoptar las medidas cautelares necesarias para la protección de la víctima.

c) Unidad Judicial de Violencia Familiar: Solo recepta denuncias sobre hechos de violencia familiar y de género. Atiende al público las 24 horas del día y los 365 días del año en la calle Entre Ríos n.° 680, de la ciudad de Córdoba.

d) Mesa de Entradas de Denuncias de Violencia Familiar y de Género: Recepta y deriva denuncias en materia de violencia familiar y de género, siempre que la conducta del agresor no recaiga en algún tipo penal. Su horario de atención se extiende desde las 8 a 20 horas. Funciona en la calle San Jerónimo n.° 258, de la ciudad de Córdoba.

e) Fiscalías de Instrucción de Turno: horarios de atención de 8 a 13 horas en el Edificio de Tribunales II, calle Fructuoso Rivera n.° 720.

f) Comisarías: dependen de la Policía de la Provincia de Córdoba.

g) En el interior provincial, se receptan denuncias por episodio de violencia familiar en la Unidades Judiciales, Comisarías, Fiscalías de Instrucción, Telefónicamente a la línea provincial gratuita 0800-888-9898 y Juzgados de Paz. Para acceder a las direcciones y teléfonos ingrese al siguiente enlace: http://www.mpfcordoba.gob.ar/unidades-judiciales-del-interior (en http://www.mpfcordoba.gob.ar/unidades-judiciales/#sthash.JWGlhC2O.dpbs.)

Reserva de la identidad del denunciante

- Tanto la identidad del denunciante como las actuaciones generadas y el registro habilitado tienen el carácter de reservado.

- Todo agente o funcionario administrativo o judicial está obligado a guardar secreto.


Fuero de niñez, adolescencia, violencia familiar y de género de Córdoba Capital:

Nueva Dirección: San Jerónimo n.° 258, ciudad de Córdoba
Teléfono: (0351) 4481000 - 4481600

  • Juzgados de Niñez, Adolescencia, Violencia Familiar y de Género de Primera a Séptima Nominación
  • Oficina de Entrada de los Juzgados de Niñez, Adolescencia, Violencia Familiar y de Género
  • Asesorías de Niñez, Adolescencia, Violencia Familiar y de Género de 3°, 5°, 8°, 7°, 9° y 10° Nominación
  • Equipos Técnicos de los Juzgados de Niñez, Adolescencia, Violencia Familiar y de Género y Penal Juvenil
  • Unidad de Gestión Administrativa (UGA) de Violencia Familiar
  • Área de recepción centralizada (ARCe)
  • Mesa de Entrada de Denuncias de Violencia Familiar y de Género.

Se realizó el primer relevamiento de datos del nuevo formulario de denuncias de violencia familiar

El estudio fue elaborado, a requerimiento de la Oficina de Coordinación de Violencia Familiar del TSJ, por la Subárea de Investigación, Desarrollo e Innovación Tecnológica

En el marco de las múltiples gestiones y acciones concretas llevadas adelante por la Oficina de Coordinación de Violencia Familiar (OVF), dependiente del Tribunal Superior de Justicia de Córdoba (TSJ), para dar una respuesta más eficaz al tratamiento de la violencia familiar se confeccionó y se implementó en setiembre del año 2015 un nuevo formulario de denuncias, que fue aprobado por el Acuerdo 1300 del TSJ.

Al cumplirse un año de dicha puesta en marcha y a requerimiento de la OVF, la Subárea de Investigación, Desarrollo e Innovación Tecnológica del Poder Judicial desarrolló el primer relevamiento del nuevo formulario de denuncias, en base a los datos provistos por los sistemas informáticos SAC Multifuero y Sumarios Judiciales. Todos los datos procesados están disponibles para su consulta en gráficos interactivos alojados en www.justiciacordoba.gob.ar. Esta información también puede ser descargada para su análisis detallado por parte de los operadores interesados.

Según el informe, desde el 1° de septiembre de 2015, cuando se implementó el nuevo formulario de denuncia de violencia familiar, hasta el 31 de agosto del año en curso se formularon en la provincia un total de 39.226 denuncias de violencia familiar; 18.249 fueron presentadas en la ciudad de Córdoba (46,52%), mientras que 20.977, en el interior provincial (53,48%).

El 26,14% de las personas que formularon denuncias, en el momento de la presentación, convivían con el agresor; en tanto que el 50.77% tenían hijos en común. El relevamiento también permitió establecer que el mayor porcentaje de víctimas (38,82%) se ubica en la franja etaria que va desde los 26 hasta los 40 años.

Indicadores de gravedad del caso. Anexo del formulario especial

La investigación analiza los indicadores de gravedad asociados a los episodios de violencia doméstica que permiten establecer prioridades en el abordaje de los casos. Con esa finalidad, se procesaron 20.826 formularios que los agentes judiciales completan cuando una persona hace una presentación judicial (más de la mitad del total de denuncias). Los indicadores de gravedad fueron confeccionados por los integrantes del Equipo Técnico del Poder Judicial especializados en la problemática.

Entre las situaciones que presentan gravedad se distinguen los casos que requieren una atención “inmediata” (primer nivel de gravedad) y los que ameritan una respuesta “prioritaria” (segundo nivel de gravedad).

Se catalogan en el primer grupo las denuncias de hechos vinculados con el uso de armas de fuego; las separaciones previas y el ejercicio de la violencia durante el embarazo. En tanto, se incluyen en el segundo nivel de gravedad los episodios que tengan al menos dos respuestas positivas a las preguntas referidas a “denuncias anteriores”; “trastornos mentales”; “hechos anteriores no denunciados”; “consumo de sustancias”; “pertenencia a fuerzas de seguridad”; “provocación de incendios” y “otras personas lesionadas”.

Relevamiento de indicadores de gravedad

Según las constancias de los formularios analizados, el 13,02% de las personas denunciadas posee armas de fuego; el 34,44% consume drogas; y el 52,80% consume alcohol. El procesamiento de los datos provistos por el formulario también permitió establecer que en la mayoría de los casos (56,63%), antes de la presentación judicial, se habían producido hechos de violencia familiar que no fueron denunciados. Asimismo, se registró que la mitad de las mujeres embarazadas que denunciaron haber sido víctimas de hechos de violencia fueron maltratadas durante la gestación.

Documentos para Descarga

1. El Informe

2. Gráficos Interactivos

3. Datos de Formularios (.csv)

4. Denuncias Iniciadas (.csv)